El valor de la formación en las empresas

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Hace ahora 14 años, en 2005, participé en el concurso interno de iniciativas de Bankinter, entidad para la que trabajaba entonces.

Presenté un proyecto de Universidad Corporativa que denominé Campus Bankinter, con la tipología del logo que la entidad tenía por entonces. La idea quedó finalista junto a otra genial de mi colega Valentín Pereiro. El premio final, 40.000 EUR, quedó desierto. Ninguno de los dos obtuvimos el premio. Como consolación me dieron 6.000 EUR a la idea mejor documentada.

La idea perseguía dos cosas:

  1. Aprovechar el talento de las personas que allí trabajábamos para formar nuevas generaciones. Documentar y difundir todo el conocimiento que nos había hecho grandes, y aflorar el talento interno, usándolo, como decía el claim, para «Enseñar lo que aprendiste».
  2. Encontrar talento externo que vinieran a tomar un programa de formación bancaria propia, y poder retener para la entidad a los mejores, en un momento en el que la economía y la entidad se encontraban en expansión.

Unos años más tarde, un colega me pidió la documentación de la idea y para mi sorpresa, unos meses más tarde nació la Universidad Corporativa de Bankinter.

Ayer leí en una revista de ámbito nacional que Bankinter sigue siendo de las entidades más valoradas para trabajar, y uno de los motivos es SU UNIVERSIDAD CORPORATIVA, su «Campus Bankinter», que tan brillantemente dirige mi colega Enrique Diaz Mauriño.

Más allá de la anécdota, me quedo con algunas reflexiones que me hacía al terminar de leer la noticia.

  • Hoy, cuando el acceso a los conocimientos se ha democratizado más que nunca, la formación en habilidades es lo que va a marcar la diferencia entre las entidades exitosas y el resto
  • El mundo va tan deprisa que se hace necesario estar permanentemente actualizado con nuevas tendencias y movimientos.
  • Que la participación de agentes externos, de consultores con mirada amplia, que nos puedan traer tendencias y movimientos que se están dando más allá de nuestro ombligo, ya no es sólo una buena opción, sino un «must» al que nadie va a poder ser ajeno para sobrevivir.
  • Que me siento muy contento de haber tratado de elegir siempre para trabajar, entidades que me permitieran poner mi conocimiento y mi expertisse al servicio de la compañía. La libertad con la que trabajé en Bankinter, las oportunidades de crecimiento interno, de arriesgar para crecer, de asumir permanentemente nuevos retos, es la que le ha hecho ser grande.

Hoy tengo la inmensa suerte de compartir estas experiencias con muchas empresas de Latinoamérica, Caribe y US, y me siento muy afortunado por ello. Hace unos años definí, creé, y lancé el Programa de Competencias Gerenciales para líderes, que hoy ya hemos impartido en más de 40 empresas, en sus versiones completa o parcial. 

Programa de Competencias Gerenciales
Descubre el «Programa de Competencias Gerenciales»

Un programa con una metodología blended, alternando «elearning» con las necesarias sesiones presenciales. Y a a juzgar por las repeticiones, recomendaciones y resultados, está siendo todo un acierto.

Tengamos una llamada

Nuestra misión como consultores, como compañeros de viaje, es ayudarle a encontrar las mejores soluciones que pongan a su empresa en la vanguardia, y la alejen de las mentalidades fijas.

Escríbanos a info@dpersonas.com y tengamos una llamada. No le va a costar nada. ¿Y lo que va a ganar?


Un número muy grande de ejecutivos, probablemente la gran mayoría, no permanecerá con sus empresarios actuales, o en su línea de trabajo actual, hasta la tradicional edad del retiro. Pero seguirán trabajando, más o menos a tiempo completo, hasta más allá de los 75 años… Mientras continúen trabajando, volverán de una manera u otra a las aulas, y no me refiero a leer un libro o asistir a un seminario, sino a las aulas universitarias

Peter Drucker

Personalmente no puedo estar más contento acompañando a otros en su crecimiento profesional. Cuando uno trabaja en lo que le gusta, nunca trabaja.

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Más para leer

Interacciones del lector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *