Emprender con los Dedos de una mano

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Con el sugerente título de “El reto de Emprender” abordamos la semana pasada, en la escuela de negocios para la que trabajo, la presentación de uno de los primeros casos dominicanos que hemos documentado y escrito. Se trata de la historia de éxito de la cadena de restaurantes Adrian Tropical, aunque más exactamente, recoge la filosofía de emprendimiento de su fundador, Luis Marino López. 

Aprendí mucho de él y de su historia. Yo suelo prestar mucha atención a las personas que crean cosas, a las que dejan un legado, a las que se atreven,  a las que se lanzan a un futuro incierto, a las que tienen una historia que contar… Luis Marino es de esas personas, y quiso compartir algunas claves de su éxito. De las notas que tomé de lo que él dijo, quiero extractar como clave del éxito cinco palabras que comienzan con D, como si de los propios Dedos de una mano se tratara:

Disciplina

Necesaria para asumir las adversidades que llegan, porque llegan, y tener clara la meta y lo que tengo que hacer para conseguirlo. La gente que hemos hecho deporte sabemos que la motivación te estimula a empezar, pero sólo el hábito, conjugado en ocasiones con una férrea disciplina, hará que avances. En un momento de su exposición hizo una pausa para posteriormente decir algo igual muy evidente, pero que muchos emprendedores olvidan tan pronto la cosa empieza a ir bien: “Para hacer negocios hay que estar ahí, y estar presente” No sólo hay que “estar” sino que hay que estar “presente” para el cliente, para el empleado, para el suplidor, para el socio, para la competencia…. Eso también requiere de disciplina personal.

Disposición

Ese “estar presente” tiene también mucho de voluntad, de disposición de servir, que fue la segunda gran D que apuntó. De hecho, han resumido su misión y visión a los siguientes epígrafes:

Misión: SERVIR
Visión: Servir SIEMPRE

Para hacerlo tiene un secreto que apuntala en dos plataformas:

Plataforma del Amor —>  Amor = Respeto + Consideración + Sensatez
Plataforma de la Verdad —-> Porque en cada conflicto hay un 99% de mentira de alguien

Destreza

Un elemento imprescindible para hacer bien las cosas, para desarrollar ese “olfato” que permite ver lo que otros no ven. Toda empresa tiene sus riesgos. De hecho el término empresa tiene que ver con aventura, y en toda aventura siempre hay peligros que sortear con destreza y enemigos a los que gestionar. 

Y hablando de enemigos, Luis Marino nos dejó con las dos últimas D´s, como los motivos por los que no es bueno tener enemigos. Él decía que los enemigos Dispersan y Distraen

Ahora el reto lo tiene Luis Marino, como hablaba con mi colega y amigo, el profesor Fernando Barrero, en hacer crecer con solvencia ese emprendimiento que fue, y que hoy tiene ya un tamaño respetable. Porque como el propio protagonista dijo para finalizar: 

“La empresa que no nace para crecer, no tiene razón de ser”.

Buena semana!

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Más para leer

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *