Desarrollar competencias gerenciales: el mayor reto de las empresas

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Siempre se ha dicho que a nadar se aprende nadando y a montar en bicicleta, pedaleando. En el mundo de la empresa, a dirigir se aprende, eso, dirigiendo. Entonces, ¿Por qué se empeñan las empresas en armar programas que ayuden a sus líderes a desarrollar determinadas competencias? ¿Qué quiere conseguir? ¿Para qué emplear tiempo y recursos en ello?

Tomando los primeros ejemplos ilustrativos, imaginen que soltamos a un niño en el agua por primera vez con el racional de que, teniendo dos brazos y dos piernas, saldrá a flote sin problemas. O lo que es mejor, conseguirá cruzar la piscina en un tiempo razonable. Imaginen la cara de ese niño montado en una bicicleta por primera vez, contento por haber visto algunas etapas del Tour de Francia en la televisión, en lo alto de una cuesta, unos segundos antes de que le lancemos por la ladera.

Pues eso, y no otra cosa, es lo que hacemos muy a menudo en el mundo de la empresa. Tomamos a personas valiosas en tareas operativas y los promovemos a tareas gerenciales sin proporcionarles los recursos necesarios, sin entrenar antes sus competencias para la nueva tarea.

En el mundo de la empresa, a dirigir se aprende, eso, dirigiendo. Clic para tuitear

Salto al vacío

Buena parte de las carreras profesionales truncadas que he conocido, tienen que ver con estos saltos al vacío que las empresas provocan con la aquiescencia, activa o pasiva, del promovido. Se encuentran ante lo que socialmente es considerado como un premio, pero que si no va acompañado con las herramientas que te ayuden a hacerlo, en muchas ocasiones no es más que un castigo.

Y es que pasar de una posición operativa a una gerencial implica pasar de “hacer” a “hacer hacer”, hacer que otros hagan. Implica conseguir que otros lleven cabo las tareas que usted como gerente, supervisor, jefe de grupo, ha de supervisar y de las que ha de responder hacia la organización. Y eso requiere de unas competencias muy distintas a las que tenía en su posición anterior.

los nuevos lideres necesitan formaciónMuchas personas no consiguen despuntar como buenos supervisores porque, para garantizarse que la tarea se haga, acaban haciéndolas ellos. Eso en el mejor de los casos. En el peor empiezan a presentar excusas y malos trabajos, fruto de una deficiente dirección de los equipos que han de hacer las tareas encomendadas. Y es ahí donde las empresas toman conciencia de la importancia de desarrollar las competencias de los líderes.

Y es que estamos ante el mayor reto que tienen hoy en día las empresas: Conseguir que las instrucciones de la Dirección acaben llevándose a cabo como se planearon. Y eso es responsabilidad de lo que se ha dado en llamar el “middle management” quien, como hemos dicho, no siempre cuentan con las competencias necesarias.

¿Cómo desarrollarlas?

Las competencias se entrenan, pero antes se han de conocer los conceptos que existen sobre cada una de ellas, las teorías que otros han escrito antes y, por supuesto, las herramientas con las que contamos.

Para ayudar a las empresas con esta difícil tarea de desarrollar las competencias necesarias en los líderes de las organizaciones, a los que por logística muchas veces no pueden sacar de la operación al tiempo para formarles, en dpersonas hemos desarrollado un completo Programa de Competencias Gerenciales.

Podrás profundizar más en los contenidos del programa que tenemos para las empresas y sus líderes visitando la página dpersonas.com/lp/programa-de-competencias-gerenciales/

Programa de Competencias Gerenciales

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Más para leer

Interacciones del lector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *