Los momentos de la verdad

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Bajo este concepto nos referimos habitualmente a aquellas decisiones que tomamos voluntaria o involuntariamente para abordar un reto grande, difícil o estimulante, en el que hay mucho en juego.

Una oportunidad

Para mí los momentos de la verdad son aquellos en los que los directivos se miran por dentro, se dan tiempo para conocerse mejor y analizar aquello en lo que pueden ser mejores. Y cuando hablo de “mirarse por dentro” no hablo de lo que muchos hacen a diario que es “mirarse al ombligo” que, como se puede entender, son dos cosas muy
diferentes.

Pocas veces tiene un directivo oportunidad de meter en su apretada agenda tiempo para sí mismo, para pensar, para meditar, para leer, para conocer tendencias. Los viajes, las esperas en aeropuertos y trenes, suelen ser un buen lugar. ¿Las fuentes? Muchos utilizan las redes sociales, ya sean profesionales o de índole más personal, para encontrar inspiración a través de artículos, noticias, comentarios. Muchas de las redes cuentan con grupos especializados en los que encontrar aquello que uno pueda estar necesitando.

El Coaching Ejecutivo

En ocasiones los directivos han encontrado en el Coaching Ejecutivo ese espacio en el que poder reflexionar sin ser juzgado, en el que compartir inquietudes, dudas o miedos, sin ser cuestionados por ello. En dpersonas.com hemos sido testigos de algunos de estos buenos resultados gracias al trabajo de nuestra red de coaches directivos.

[Tweet «Para mí los momentos de la verdad son aquellos en los que los directivos se miran por dentro, se dan tiempo para conocerse mejor y analizar aquello en lo que pueden ser mejores.»]

Sencillo como tomar un café

Pero no hace falta hacer mucha inversión, ni contar con un presupuesto elevado. Muchas veces basta con sentarse ante un café con papel y lápiz y reflexionar sobre: ¿Qué retos tengo en la mesa? ¿Qué alternativas tengo para conseguirlos? ¿Cuál de ellas es la mejor? ¿Qué necesito para ponerla en marcha? ¿Qué puedo hacer para conseguir lo que necesito? ¿Cuándo lo voy a hacer? ¿Cómo sabré que lo he logrado? ¿Qué plan o planes alternativos he de tener previstos? Lo único que necesitamos para esto es, aparte del café y lápiz/papel (también vale un buen Excel), es un bien mucho más preciado: Tiempo.

[Tweet «Emplea parte de tu #tiempo en pensar en tu #destino y lo podrás imaginar»]

Emplee parte de su tiempo en pensar en su destino y lo podrá imaginar. Separe la vista de los números, enfoque hacia el horizonte, y podrá verlo con más nitidez. Dibuje su futuro para poder moldear su presente. Un buen rato de reflexión puede ayudarle a organizar sus ideas, pero también a cambiar de algún modo su vida. Mathieu Ricard
decía que “somos el fruto de una serie de actos libres de los que somos los únicos responsables”. Tome su tiempo para tomar decisiones, porque si no estará viviendo con las decisiones que otros tomen por usted.

Buena semana

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Más para leer

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *