Confinamiento: ¿Y si lo aprovechamos para mejorar? 

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Este es un tiempo nuevo para todos. No hay nadie que no se haya visto afectado de una u otra manera. Es tiempo de dificultades para muchos y tiempo de oportunidades para otros. Y no necesariamente tiene que ver con los sectores. En el mismo sector hay empresas que están viendo esto como una oportunidad, y otros que lo ven como un desastre. ¿A qué se debe? A algo muy sencillo: la preparación de sus líderes.

Los estoicos decían que lo que importa no es lo que te pasa, sino lo que haces con lo que te pasa. Y a esa corriente pertenecían desde emperadores como Marco Aurelio, hasta pensadores como Séneca, y gente del pueblo como Epícteto.

La situación

Abro cada día una media de 50 conversaciones en este confinamiento. Unas por whatsapp, de tres cuatro mensajes de ida o vuelta, a veces para dar ánimos o interesarme por algún colega, familiar o amigo, otras al teléfono, otras en videollamadas…  En muchas se dejan ver dudas, miedos, shock, incertidumbre… En otras veo resignación. En otras veo ánimos y esperanza, y no necesariamente de quien mejor están. Veo gente que, con mucho, se quejan de mucho. Y veo gente que, con poco, se quejan de muy poco. 

Hace unos días tuve la oportunidad en uno de los webinars que hice, de preguntar a los participantes por su estado de ánimo. Aquí la nube de tags que salió

Como podrás ver, hay de todo, pero la palabra que más se repite es incertidumbre. Y no es casualidad.

¿Qué haces tú en esta situación?

En muchas de esas conversaciones pregunto por lo que está haciendo mi interlocutor, sobre todo en el campo profesional. Por culturilla general, por aprender. Y me llevo algunas sorpresas.

Veo gente que sólo critica a los gobiernos; veo gente que critica a los que critican a los gobiernos; veo gente enfadada con el mundo; veo gente que sólo ve el lado negativo de la cosa…

Pero también veo gente que está viendo esto como un momento de pararse a pensar, de redefinir un futuro diferente, de construir, de alentar a quienes más lo necesitan, de ayudar, de aportar, de servir de consuelo…. 

Está claro que entre los extremos estamos la mayoría, pero la pregunta es ¿a cual de los dos te acercas más?

Yo intento estar en el último. Creo que es tiempo de sacar lecciones de lo que uno ve. Creo que es tiempo de estar ON en lugar de ponerse en OFF. Es tiempo de prepararse más que nunca para cuando el mundo vuelva a girar, que lo va a hacer, y más deprisa que antes.

Las empresas

Veo empresas, en realidad a los líderes de ellas, que están aprovechando para dar a su gente herramientas, calor, animarles a leer, a prepararse, a mejorar sus habilidades. Este es el momento. Ahora es el tiempo de que se preparen más que nunca de que mejoren como profesionales, que se completen, pero también como personas.

Y es un honor estar ayudando a quienes están actuando así, porque saldrán con equipos agradecidos, reforzados y más preparados que nunca. Hoy, más que nunca, es tiempo de ser fiel a sus valores, y dejar de considerar la inversión en su gente, en el activo más importante como les gusta decir, un gasto, sino la MEJOR INVERSIÓN que pueden hacer en este momento para salir reforzados de esta. Salir antes y mejor.

¿Quieres que hablemos para contarte como, con poquísima inversión, puedes causar un gran impacto estos días en tu gente a distancia?

Escríbenos y te contamos. No pierdes nada, y lo vas a agradecer.

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Más para leer

Interacciones del lector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *