Mala comunicación

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Una de las competencias que más trabajamos con los participantes en nuestros programas de perfeccionamiento, además de ser el primer módulo con el que solemos empezar, es la de la comunicación efectiva. Y tiene sentido que sea así, ya que es una de las competencias peor gestionada.

Y no es poca cosa. La primera de las 95 tésis del magistral “The cluetrain manifiesto” dice: Markets are Conversations. Cuando algo está mal en una empresa, cuando algo no funciona bien, lo que está faltando es una conversación. Muchísimos de los problemas que existen se arreglarían “platicando” como dicen en México. Y es que una comunicación transparente y clara es muy sana para una empresa. Y lo contrario claramente demoledor.

Ayer, sin ir más lejos, un buen amigo me dijo que se marchaba de su empresa. Es un magnífico profesional, muy preparado y considerado. Al margen de otras motivaciones profesionales, sé que se va por el ambiente que se vive en su empresa, por las conversaciones que se tienen, y lo que es peor, por las que NO se tienen. Una mala comunicación implica deserción del talento y eso, como hablamos en nuestros programas, se traduce siempre en dinero.

¿Quiere que su empresa gane más?

Comunique mejor. Y haga que sus colaboradores sigan su ejemplo. Los estilos de dirección, al igual que los valores, se transmiten desde la cúpula, con el ejemplo. Una de mis aficiones favoritas cuando visito algunas empresas es fotografiar sus valores, misión y visión, que están siempre muy visibles, para descubrir el tiempo que pasa en que veamos la incoherencia entre lo que se escribe y lo que se hace.

Y es que comunicar mejor no tiene nada que ver con hacerlo más, sino, sobre todo, con escuchar mejor. Uno de los elementos de la comunicación que más entrenamos por desconocido en las empresas es la escucha activa. Cuando escucho de forma interesada, además de entender mejor lo que pasa, estoy dando la oportunidad a otros de expresarse, de aportar cosas, de mostrar su potencial, de ser mejores profesionales. Y eso es lo que queremos, ¿no?

El chisme

Comunicar mejor, escuchar más, es alentar la discusión para la mejora, es generar alternativas, es encontrar soluciones diferentes. No es estimular el debate baldío, la queja o el chisme. No es apagar incendios con gasolina. No es extender rumores para atemorizar. No es permitir malas prácticas ni alentarlas. Y tristemente pasa. He asistido a decenas de cigarrillos o cafés en los que dos o más personas se juntan a despotricar de la empresa, a generar dudas, a poner en solfa las decisiones del jefe, en lugar de manifestar abiertamente su posición ante la empresa, proporcionar alternativas o ponerse manos a la obra para culminar la tarea.

¿Pones en solfa las decisiones del jefe o manifiestas abiertamente tu posición? #Conversar #Platicar #EscuchaActiva Clic para tuitear

Todo esto también se traduce en dinero. Ya sea por que se va el talento, ya sea porque las cosas se quedan a medias, ya sea porque el clima se enrarece…. no queda otra que mejorar la comunicación en la empresa.

Recuerda que podemos ayudarte a entrenar a tus directivos en esta sensible tarea. Invertirás dinero para acabar ganando más.

Buena semana!!!!

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Más para leer

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *