¿Conocimientos? ¿Habilidades?

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Escribí este post desde Jamaica, donde impartí hace un tiempo unos talleres sobre liderazgo a las personas con responsabilidades gerenciales de nuestra organización. Es curioso como en todas las culturas salen las mismas inquietudes: ¿qué es más importante en los líderes: los conocimientos técnicos o las habilidades? ¿qué se debe trabajar antes? ¿conviene esperar a desarrollar a futuros líderes hasta que lo sean? ¿con qué empezamos?

Parece claro que muchos puestos directivos necesitan contar con conocimientos técnicos, pero me sigue llamando la atención que muchos de los líderes aún sientan que lo son por sus conocimientos y no tanto por sus habilidades.
Cuando uno pasa de “hacer” a “hacer hacer”, las competencias que se necesitan son otras. Y es precisamente aquí donde encontramos los mayores escollos para estas personas: Seguir pensando que su valor está en el conocimiento y descuidar las habilidades. De hecho, durante mucho tiempo, a las habilidades relacionadas con la gestión de otros, la comunicación, el pensamiento crítico, la gestión de emociones, motivación, etc. se les consideraba “competencias blandas”, en un claro menosprecio por parte de quienes no las consideraban importantes.

Y es que quienes llegaron a puestos de responsabilidad por sus conocimientos consideran que es la única manera de llegar y en ocasiones vetan todo lo que tiene que ver con “eso otro que dices”, en clara demostración de su antipatía por desconocimiento hacia las habilidades blandas.

Cuando uno pasa de “hacer” a “hacer hacer”, las competencias que se necesitan son otras. Clic para tuitear

¿Por dónde empezar?

Lo primero que hay que tener claro es que los conocimientos se aprenden y las habilidades se entrenan.  Con esto podemos empezar a elegir dónde y cómo avanzar en el camino de crecer profesionalmente. Hoy la oferta para adquirir conocimientos está absolutamente deslocalizada. Desde los millones de libros que aún se siguen publicando cada año, pasando por las universidades y escuelas de negocio tradicionales, a las se han unido pequeñas consultoras especializadas en diferentes áreas. También la red es protagonista. Hoy muchos conocimientos están en la nube: desde los sofisticados MOOC´s (Massive Online Open Courses), en plataformas gratuitas como Coursera, que cuenta con algunas de las mejores universidades y business schools del mundo, e imparten materiales interesantísimos permanentemente actualizados, hasta portales monográficos, blogs de contenidos especializados, webinars, …

Sólo tiene que encontrar lo que mejor se adapte a su situación y necesidades.

¿Y las habilidades?

Como ya he dicho, las habilidades se entrenan. Si usted trabaja en una empresa pida que empleen presupuesto y medios en ayudarle a mejorar en esto. Si lo hace por su cuenta piense que, como otras actividades, uno puede intentar entrenarlas sólo o hacerlo en compañía de otros. En las grandes ciudades no es difícil encontrar qué hacer, pero las poblaciones pequeñas o distanciadas siempre han estado en desventaja. Los MOOC´s tienen también una excelente y completa oferta de programas en los que se debe trabajar en la distancia y enviar semanalmente los assignments que nos proponen. No es lo mismo que interactuar con un grupo, pero está bastante logrado. Si tiene oportunidad, no deje de asistir a seminarios, talleres, cursos o diplomados de duración extensa. Cuando se trata de entrenar y se hace bien, más es mejor. En estos entrenamientos podemos conocer nuevas personas, interactuar con otros, y eso hoy para mí es inmejorable en el tema de entrenar las habilidades.

De esto hablamos, de la necesidad de formarnos permanentemente para seguir siendo competitivos. Y es que mientras estemos en activo, como dijo Peter Drucker, seguiremos asistiendo a las aulas hasta los 75 años, preparándonos para profesiones que hoy ni siquiera conocemos…

Póngase manos a la obra. No hay tiempo que perder.

Buena semana!!!!

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Más para leer

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *