¿Mentalidad fija? O de crecimiento…

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Hace unos días veía esta conferencia TED en la que Carol Dweck habla de los dos distintos tipos de pensamiento: de mentalidad fija y mentalidad de crecimiento.

Pilar Jericó lo analiza muy bien en este otro artículo de El País.

En el día a día podemos ver cientos de ambos comportamientos. Coincide por estos días una medida que han adoptado en mi país de origen, por el que los trabajadores han de registrar las horas de entrada y salida, con este literal: «El registro horario se aplica a la totalidad de trabajadores, al margen de su categoría o grupo profesional, a todos los sectores de actividad y a todas las empresas, cualquiera que sea su tamaño u organización del trabajo». Cuando todo el mundo está caminando hacia pensamientos de crecimiento, otorgando libertad a los trabajadores para autogestionar tiempos, cuando el teletrabajo es una realidad, los espacios de coworking, cuando existen trabajos cada vez más creativos, para los que medir como se hacía en el siglo XIX no tiene ningún sentido, aparece esta medida de mentalidad fija.

¿Los trabajadores han de registrar las horas de entrada y salida?

Lo mismo se podría decir de cada una de las medidas cohercitivas que se ponen en las compañías para mantener al “personal” controlado como prohibir los celulares, en lugar de enseñar a administrar su uso, prohibir las redes wifi, limitar con firewalls, limitar, en definitiva, las libertades que más allá de la valla de la empresa cualquier persona pueden tener… ¿Qué sentido tiene ir a trabajar a un lugar en el que presumen que no voy a ser responsable, administrar bien mi tiempo, o entregar lo que se me pide?

Hace ya muchos años trabajé en un banco en el que el primer ejecutivo animaba a la plantilla a navegar por internet, a crecer, a saber más, a empaparse de todo el conocimiento que empezaba a estar a nuestro alcance. Esto es pensamiento de crecimiento, libertad y confianza en las personas, como no he visto nunca más en otro sitio.

Mentalidades de crecimiento generan círculos virtuosos

Y, obvio, requiere cambiar mentalidades, formas de medir el desempeño, nuevos y diferentes entregables, pero ahora que se está tanto en eso del salario emocional, muchos podrían tomar nota de ello. Es obvio también que por parte de las personas se debe corresponder con un notable celo, mucho más allá del resultado que se podría esperar en un sistema tradicional. Con ello ganan todos: empresas, colaboradores, gobiernos, ciudadanos…. Esas mentalidades de crecimiento generan círculos virtuosos que, sólo los que quedan anclados a viejos paradigmas propios de otras épocas, pueden querer cargarse. Pero la mala noticia para ellos es que el mundo sigue en movimiento, y va a seguir proporcionando cambios imparables, que tendrán que empezar a asumir y saber gestionar más pronto que tarde.

Cualquier empresa moderna, cualquier liderazgo que se precie de ello, tendrá que comprender esto, y pedir ayuda si no sabe como hacerlo. Lo único que está claro es que las mentalidades fijas están llamadas a sucumbir en un mundo de crecimiento.

Tengamos una llamada

Nuestra misión como consultores, como compañeros de viaje, es ayudarle a encontrar las mejores soluciones que pongan a su empresa en la vanguardia, y la alejen de las mentalidades fijas.

Escríbanos a info@dpersonas.com y tengamos una llamada. No le va a costar nada. ¿Y lo que va a ganar?

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Más para leer

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *