Los conflictos en las empresas

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Hace unos días, en la entrega de diplomas de la quinta generación del Programa de Competencias Gerenciales del ICAMI que tuvimos en Cancún, una de las autoridades habló acerca de lo bueno que son los conflictos en las compañías, y las ventajas que tiene que existan.

¿Qué aportan los conflictos en las empresas?

¿Qué crees? ¿Es bueno que haya diferentes puntos de vista? ¿Para qué sirve? ¿Qué valor hay en que la gente discuta? ¿Cómo incentivarlo sin que se nos vaya de la mano?
De esto hablaremos esta semana en la conferencia-taller que impartiré en Cancún este miércoles 9 de Mayo.

Hace unas semanas, preparando la conferencia, leí el artículo de Mark Gerzon que incluimos esta semana adjunto en este número de “comunidad dpersonas”. En él, el autor, que lleva más de 20 años trabajando con conflictos en política, introduce el concepto de “temperatura”. Tan malo es que la cosa esté demasiado “caliente”, como que esté “gélida”. La idea es abordar los conflictos una vez que la temperatura sea la adecuada. El autor habla de tender puentes, de construir soluciones de beneficio mutuo, sólo cuando las condiciones sean las óptimas. Yo he trabajado para empresas en las que sus directivos “gozaban” poniendo al rojo vivo las relaciones entre las personas, en un intento de servirse del viejo “divide y vencerás”. En otras ocasiones he visto como las relaciones eran tan frías y distantes, que el conflicto vivía instalado en la empresa como si de un hábitat natural se tratara.

Negociar

Una de las competencias que más nos están pidiendo en las empresas para entrenar, sin duda por la complejidad de eliminar los viejos vicios de “lose-lose”, es la de Negociación. Y no es casualidad. La vieja forma de dirigir se basaba en el “ordeno y mando”. Hoy, con las nuevas generaciones, eso ya no sirve. Ya no se trata de “vencer” sino de “convencer”. Para ello usamos el método que Roger Fisher y William Ury, cofundadores del Programa de Negociación de Harvard , y coautores del clásico Getting to Yes, desarrollaron con el nombre de “Método Harvard de Negociación”. Cuando trabajamos con los directivos en cada uno de los 7 pasos, descubrimos con ellos, y ellos con nosotros, los beneficios que tiene negociar los conflictos encontrando espacios de beneficio mutuo. Ahí es donde crece el valor de las compañías.

Lo importante es que los directivos, los líderes en las empresas, dominen estas “artes” para conseguir los retos que están por llegar. Si a tomar decisiones de forma correcta y liderar personas, unimos buenas capacidades de comunicación y el dominio de técnicas para negociar y resolver conflictos, estaremos ante líderes mucho más completos.

Este es nuestro trabajo. Y la satisfacción es enorme al ver sus crecimientos profesionales.

Buena semana!!!!

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Más para leer

Interacciones del lector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *