Team Building: mejor en equipo

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

La piedra angular de las empresas son sus colaboradores, su gente, las personas que conforman su estructura organizacional. Cada integrante, desde los colaboradores, mandos medios, hasta el alto directivo, tiene un valioso papel en la consecución de las metas que hacen a una compañía exitosa. Sin embargo, cuando no hay trabajo en equipo, no existe un buen clima laboral, no hay confianza, comunicación o sentido de pertenencia, pueden empezar a surgir problemas que afecten la productividad de la empresa.

Ser capaz de trabajar en equipo y lograr una cohesión entre todos los colaboradores es tan importante como aumentar las ventas o mejorar los servicios, pues de ahí se derivan beneficios que conducirán a buenos resultados.
Una de las alternativas que tienen a la mano las empresas es realizar actividades de “team building” – o construcción de equipo – con los trabajadores, las cuales ayudan a mejorar la comunicación personal, fomentar una actitud positiva, aumentar el sentido de pertenencia con la empresa, desarrollar rasgos de liderazgo, mejorar la escucha y coordinación, entre otras..

Esta técnica se originó en Estados Unidos, como un método de las empresas de recursos humanos, para fomentar y mejorar las relaciones entre los ejecutivos de una compañía. Posteriormente su uso se ha expandido en todas las áreas corporativas, gracias a los buenos resultados en las relaciones personales, y es aplicada en distintas empresas como una salida a la resolución de conflictos, o mejora de equipos de trabajo.

Usualmente las actividades son lúdicas, y se realizan en escenarios diferentes a las instalaciones de la empresa, en donde a través de ejercicios, se construye el trabajo en grupo, se reconocen las habilidades de los otros, así como la consecución de logros y metas que definen a un equipo sólido.

¿Cómo funciona?

Las actividades se basan en la experiencia vivencial, y utiliza ejercicios estructurados, con propósito y forma variables, en el que se aprende en un ambiente distendido. Se trata de pensar, observar, hacer, sentir y reflexionar. Para ello, el método combina tres dimensiones en los que se mueve un profesional: el cognitivo (los conceptos), el emocional (las motivaciones) y el de la conducta (las habilidades).

El éxito de las actividades de “team building” está precisamente en el aterrizaje que se hace de todas esas experiencias vividas al día a día de cada directivo. ¿Qué de esto puedo implementar? ¿Qué cambiaría si hiciera las cosas de diferente manera? ¿Obtendría el mismo éxito que tuvimos en el equipo en el que trabajamos en la sesión?…

¿Cuáles son sus beneficios?

  • Mejora resultados como consecuencia de la suma de diferentes talentos
  • Ser más productivos, al trabajar en una ambiente de mayor confianza
  • Mejora la fluidez en la comunicación interna
  • Genera mejor clima de trabajo, reduciendo los desencuentros
  • Ayuda a mejorar la planificación previa antes de acometer proyectos

¿Cuándo se puede aplicar?

Cuando se quiere fortalecer el clima laboral, entrenar y aprender jugando, recompensar al equipo de trabajo por el logro de metas y objetivos alcanzados, estrechar lazos personales y/o promover en sí el trabajo en equipo para un mejor desempeño y productividad.

En dpersonas podemos ayudarte a construir un equipo sólido a través de nuestro modelo, con actividades que se ajustan a tus necesidades empresariales. Escríbenos a info@dpersonas.com y uno de nuestros profesionales te contactará para más información.

¡Feliz inicio de semana!

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Más para leer

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *