¿Qué me está pasando?

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Uno nota cuando no está bien, cuando su cuerpo no está funcionando como acostumbra. No sabe lo que es, pero va al especialista a que le diga. Eso pasa también con los coches: «da algunos tirones», «no va redondo”… Y también pasa en las empresas y los equipos. Igual no sabemos muy bien lo que pasa, no sabemos describir lo que vemos, pero sabemos que algo no marcha como antes o como nos gustaría: Es tiempo de ir al especialista.

A eso nos dedicamos en dpersonas, a ayudar a las empresas a entender qué es lo que está pasando en sus equipos y ayudarles con sus planes de acción para corregirlo. 

¿Y…, cuándo hacerlo?

Si le ha salido ya la luz de aviso, cuanto antes. No lo deje para mañana. La luz de aviso la tiene usted, líder del equipo, gestor de personas, manager, jefe de sección,…. Todo el que tiene un equipo a su cargo sabe cuando algo no va bien. Igual no sepa qué se pueda hacer, o cómo empezar, o si el remedio será efectivo… Lógico, no tiene por qué saberlo. Usted sabe de lo suyo, de su especialidad, del negocio que tiene entre manos, pero no siempre de cómo encontrar la mejor manera para que su equipo marche lo más redondo posible. Pero no lo deje para mañana. Un mal funcionamiento de hoy, un pequeño ruido, puede ser demoledor mañana y requerirle acciones más costosas.


  • Si no tiene presupuesto, búsquelo. Le hará un favor a la organización evitando un coste mayor a futuro. 
  • Si no tiene autorización, hable honestamente con su organización y consígala. Lo necesita.
  • Si no tiene tiempo, ha de encontrarlo. Anticiparse a los problemas le ahorrará mucho de su tiempo futuro y muchos dolores de cabeza.
  • Si no cree que sea necesario hacerle un chequeo periódicamente a su equipo, piense en las personas que se lamentan de no haberlo hecho cuando ya es tarde.


Estamos en pretemporada.

Este es un buen momento. En Europa, con periodos vacacionales estivales más marcados, tenemos las organizaciones a menos revoluciones, con espacio para dedicarle atención a esto y empezar la temporada con ajustes en marcha y bríos renovados. En Latam y Caribe, con una actividad menos descontinuada en verano, éste es un excelente momento para preparar la temporada alta de invierno, en la que buena parte de las personas del hemisferio norte aprovechan para venir a disfrutar del calor. Es igual. Siempre es buen momento para hacer pasar a su organización por un diagnóstico de salud organizacional y llevar a cabo acciones de mejora si es que aplican.

Cómo lo hacemos. Método DAS

  • Diagnóstico: Utilizamos diferentes herramientas de diagnóstico de proveedores especialistas a su vez en su áreas, que nos permiten medir lo que no se ve, entender lo que no se oye, captar lo que no se dice y encontrar aquellos elementos que están provocando lo que ocurre. Aquí nos apoyamos también en intangibles como la experiencia en el mundo de los equipos deportivos, no muy diferente a veces de los laborales.

  • Acción: Una vez que tenemos un diagnóstico certero avalado por el cliente, ayudamos a sus líderes en los planes de acción. No creemos en hacer planes de acción para otros. Quienes mejor conocen sus empresas, sus sectores, sus resortes, en definitiva, sus personas, son sus líderes, y a ellos corresponde trabajar en las soluciones. Nosotros les asistimos en la tarea. 

  • Seguimiento: No hay peor plan que el que no se ejecuta. Por eso les acompañamos hasta que la iniciativa se convierte en hábito, hasta que la nueva forma de hacer queda instalada y empieza a dar resultados.  


A esa apasionante tarea nos dedicamos. Si quieres que te ayudemos, visítanos en www.dpersonas.com

PD: Escribo este post desde la costa este de Estados Unidos, lugar de llegada pero también de partida de muchos hombres y mujeres valientes que durante siglos entendieron que no se podían quedar en el status quo del momento. Unos se atrevieron a llegar desde múltiples lugares del mundo. Otros decidieron desde acá desafiar los peligros de cruzar un país enorme y poblar la costa Oeste. Es un lujo impregnarme de este espíritu caminando las calles de Washington, Annapolis, Filadelfia o la vibrante Nueva York, mientras leo lo último, visito escuelas de negocio, me pongo al día y actualizo. Dos semanas de pura inyección de adrenalina y nuevas soluciones para empresas. Esta es la vitamina C de los directivos.

Excelente semana!!!
Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Más para leer

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *