Hacer las cosas bien…

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

…o no hacerlas. Esa es la cuestión. Una de las cosas que hemos de cambiar es esta acomodada tendencia a la mediocridad que nos asalta en ocasiones como país. Hacer las cosas como salgan, que se haga “como sea”, que diría alguno….

Acabo de volver de Bogotá, la preciosa y enorme capital colombiana, situada a unos 3.000 metros de altitud sobre el mar, lo que hace que incluso para respirar tengas que pensártelo… Aquí se ha organizado el Primer Congreso Latinoamericano de Gestión de Personas que he tenido el honor de presidir. Un par de días para la reflexión, para el intercambio de experiencias entre distintos profesionales de multinacionales en esta parte del globo. La tarde anterior a la celebración del congreso, estuve viendo como trabajaban en cuidar los detalles, en hacer con mimo las cosas para que todo el mundo se encontrase agusto… Ya lo he contado muchas veces, pero mi amigo Diego dice que la suerte no existe, que es la preparación de todos los detalles. No dejar nada al azar, tener previsto cada inconveniente posible y su correspondiente plan B, requiere de mucho trabajo y mucha dedicación. Y eso es lo que ha hecho el equipo de The Business Factory, que son quienes lo han organizado. Trabajar como un equipo tiene sus inconvenientes, pero también innumerables ventajas en el resultado final.


Y el resultado final no ha podido ser mejor. La mayoría de ponencias y wokshops se han edificado entorno a temas tan interesantes como la figura de RRHH como business partner del negocio, la retención del talento o buenas practicas en conciliación y compensación. Un lujo poder contar con el conocimiento de las personas que están liderando estos asuntos en la región andina en compañías como Nestlé, Bayer, Citibank, Telefónica, Bancolombia, Ecopetrol o Coca-Cola, por citar tan sólo unas pocas.

Me encantó la ponencia de Jean Paul Bing-Zaremba, el CEO de ADV que fue el partner estratégico del evento. Habló de sueños, de ayudar a las personas que trabajan con ellos a cumplir sus sueños, a proporcionarles medios para que pudieran lograr hacerlos realidad. Como nos contó, la mayor de las veces no les cuesta dinero, ya que obtienen recursos como empresa que una persona individual no tiene. En Alquería, una pequeña empresa familiar que se ha convertido en primera en leche de larga vida y en la número 10 en alimentos en Colombia, su CEO se hace llamar Gestor de Sueños.

Soñar y hacer las cosas bien. Dos de los motores de la humanidad. Dos de los motores que les están haciendo crecer como país y como sociedad, y desde los cuales impulsar a las nuevas generaciones a luchar por lo que quieren y trabajar duro por ello.

Quiero felicitar a Marcel Campsteyn, como máximo responsable del extraordinario equipo de The Business Factory, a Alejandro Múnera, su Protocol Manager, a las personas del formidable Hotel Radisson, que han tenido todo previsto en tiempo y forma, y a todos los ponentes que han participado tan generosamente aportando conocimiento, experiencia y buen hacer.

La experiencia ha sido impagable. Ahora a pelear porque lleguen muchas más, y porque este camino que ahora se ha abierto, pase por muchas más ediciones.

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Más para leer

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *