Ganar tras perder

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

No podía dejar de escribir hoy unas notas sobre el campeonato de Europa, el Eurobasket de Lituania 2011, en el que España ha vuelto a quedar campeona. 

Si en Polonia hace dos años tuvimos que sufrir dos dolorosas derrotas para espabilar y acabar subiendo a la parte más alta del podio, esta vez hemos dado una sensación de mucha más solidez desde el principio. El equipo ha defendido, ha atacado, se ha divertido, nos ha hecho divertirnos… ¿Qué más se puede pedir? Esta es una generación especial, una generación de jóvenes-viejos jugadores que juegan cada partido como si fuera el último que fueran a jugar juntos. Lo saborean, lo disfrutan desde el salto inicial y eso se transmite. Personas a las que les gusta su trabajo, que disfrutan sufriendo por el equipo, que se divierten cuando ayudan al conjunto. Esta vez no ha habido grietas. 

Este es un equipo que se crece en las dificultades, que cuando acusa un castigo, se sobrepone y consigue sus más altas cotas. Al final va a resultar que le debemos más de lo que creemos a Teodosic, quien con su triple desde ocho metros a falta de tres segundos, nos dejó sin semifinales del campeonato del mundo el año pasado.  Es tan importante saberse reponer de las derrotas… Hemos jugado once partidos en este campeonato y hemos ganado diez. Igual le debemos también más de lo que debemos a Turquía, a quienes sólo pudimos anotar 57 puntos con Pau Gasol en el banquillo.  Saber reponerse pronto de las heridas, curarlas y continuar adelante. Tenemos que tomar ejemplo de ello. Tenemos muy buenos deportistas en todos los deportes. Lo contaba en el último post. Todos ellos pasan por rachas malas. Todos ellos se levantan a la mañana siguiente de una derrota con la fuerza necesaria para seguir luchando. No bajan los brazos. Siento ser pesado, pero creo que tenemos demasiadas personas con los brazos bajados en este momento, que salen a jugar su partido con él perdido de antemano. Personas a las que les está costando salir del agujero. Cuando uno forma parte de un equipo, cuando forma parte de una empresa, cuando forma parte de un país, tiene compañeros cerca en quienes apoyarse. Por dura que sea la pérdida. Dos jugadores de este equipo han perdido a sus padres recientemente. ¿Las primeras palabras de sus compañeros? Si, para Víctor y Felipe. Es la máxima del deporte de equipo, que siempre tienes a alguien a tu lado para echarte una mano cuando pierdes algo importante. 

Aprendamos de ello. Ayudemos a levantarse a quien tengamos al lado, animémosle para que no tire la toalla, para que se reponga, para que vuelva a ser el jugador que fue. Apoyémosle no sólo con palabras, hagámoslo con hechos. Lo necesitamos como país y lo necesitamos como equipo y como personas. Podemos reponernos de esta tremenda crisis, podemos reponernos de las caídas. 


Somos buenos, lo hemos demostrado, y si entre todos empujamos, volveremos a ser lo que fuimos. 


Como la selección de basket, como los mejores.

¡¡¡¡¡Felicidades, campeones, y gracias por la nueva lección que nos habéis dado a todos!!!!!


Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Más para leer

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *