Existo, luego trabajo

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Llevo unos días con una frenética actividad de trabajo, de ahí que hace algún tiempo que no me asome por este blog. 

Estos días estoy participando en el Programa de Dirección de Entidades Deportivas que estamos organizando en el IESE. Es un gusto compartir experiencias con directivos y gerentes de clubes deportivos, con quienes comparto la necesidad de profesionalizar la gestión de los clubes dada la situación en la que muchos de ellos se encuentran.


Por otro lado, estamos cerrando algunas conferencias de cara al cierre del año en las empresas. Transmitir a las personas a necesidad de mirar el futuro con optimismo, de recuperarnos de las caídas, de levantarnos y luchar con todas nuestras fuerzas, es una labor que me apasiona. Me gusta que haya muchas empresas que aún siguen apostando por la formación de sus líderes, por la capacitación de sus personas, como un apoyo fundamental para afrontar la crisis. Y ahí podemos hacer muy buena labor las empresas que nos dedicamos a esto.

He colgado recientemente este video en el canal youtube que desde hace unos días tiene dpersonas.  Últimamente nos piden videos de lo que hacemos en el campo de las conferencias cuando nos contratan por primera vez. Me parece una idea excelente, ya que en este mundo tan visual, sólo lo que vemos con nuestros ojos nos infunde confianza.

En el área de consultoría estratégica de dpersonas, estamos convencidos de que podemos ayudar mucho en estos momentos. Estos días, asesorando a una empresa mediana sobre cómo reorientar su futuro, encontré este decálogo del libro de Eduardo Navarro “¿Quieres salvar tu empresa?. Me pareció que a pesar de estar escrito hace un par de años, no ha perdido nada de vigencia.

1. Redefine tu estrategia en función del nuevo entorno. 
2. Controla la caja, la rentabilidad y la morosidad. 
3. Refinancia la deuda y optimiza el circulante. 
4. Innova ante las nuevas necesidades de tus clientes. 
5. Focaliza en tus buenos clientes y productos y abandona el resto. 
6. Vender es clave, pero minimiza riesgos y costes. 
7. No bajes los precios indiscriminadamente. 
8. Produce sólo lo que vendes y mejora la productividad. 
9. Aprovecha las infinitas posibilidades de la gestión de compras. 
10. Rediseña la organización, fideliza el talento y toma decisiones. 

Tenemos aún un buen trecho de camino duro y sinuoso que recorrer. Hay muchas personas que lo están haciendo solas, y muchas otras que están optando por la idea de seguir el viaje en compañía de otros. Ahí es donde estamos trabajando muy de la mano con ellos. A veces uno no es capaz de redefinir estrategias por sí solo. La crisis está golpeando fuerte y algunas organizaciones están muy noqueadas. En esas circunstancias, es bueno contar con expertos que, desde fuera, con algo de distancia, puedan trabajar contigo en encontrar las mejores soluciones. En esto está basado el título del post. Permitidme cambiar la frase de Descartes «pienso, luego existo» por esta otra: «Existo, luego pienso», y adaptarla al trabajo. Hoy, más que nunca, existir, pensar y trabajar están estrechamente vinculados.

Quiero que estas últimas palabras sean de recuerdo a un amigo que nos ha dejado estos días. Albert era un tipo de esos que nunca se rinden, que encuentran oportunidades nuevas allá donde van, que se relacionan con una facilidad pasmosa, que encandilan a todo aquel que se cruza en su vida. Por eso, cuando todo el tanatorio de Badalona puesto en pie llorábamos por su ausencia, resonaban en mi cabeza las palabras de su hermano: Albert era un aventurero, una persona capaz de abrir puertas allá por donde pasaba… y ¡no cerrar ninguna!.


Albert, tito, estarás siempre entre nosotros. Gracias infinitas por tu generosidad al enseñarnos todo eso….

Buena semana a todos!!!!


Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Más para leer

Interacciones del lector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *