Catalizadores del Cambio

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Para un profesor, el verano siempre viene muy bien para descansar y reponer fuerzas, aprender cosas y cargar la mochila de nuevas experiencias que compartir en el curso que comienza. Para un empresario, descansar es necesario para aclarar ideas, redefinir estrategias y comenzar el curso con energías renovadas. Para un emprendedor, el verano no es distinto que el invierno: Descansar no está en el diccionario.


En esas tres facetas me he movido este verano, trabajo frenético con un montón de kilómetros a la espalda, y breves periodos casi furtivos de relax bajo el sol y de paseo en ciudades imprescindibles. Sin embargo, la experiencia no ha podido ser mejor. Hay dos denominadores comunes en las tres actividades: Conocer personas interesantes y vivir nuevas experiencias. Ambas cosas me encantan, de modo que podría decir que trabajo y placer han estado muy solapados por momentos.

De las cosas que más me han llamado la atención, de las que creo que tenemos mucho que aprender, es de la capacidad que están teniendo, aquellos a quienes les van bien las cosas, de reinventar procesos, de hacer cosas diferentes, de mejorar lo existente, de cuidar los detalles para entregar el mejor servicio… Esa es, yo creo, la clave para sobrevivir en los tiempos que tenemos por delante. Me ha encantado, por ejemplo, la experiencia de Ryanair en cuanto a lo novedoso de alguno de sus procesos. Han sabido encontrar las palancas que les permiten tener una de las más altas tasas de puntualidad involucrando al pasajero en el proceso, a cambio de no cobrarle parte del servicio y conseguir así tarifas bajas. Si te sacas tú la tarjeta de embarque, si te subes tú la maleta al avión, si te sientas donde “puedes”, ahorras tiempo y costes de manipulado físico y de información a la aerolínea, quien te lo devuelve en forma de descuento. Y como el viaje te ha salido barato, aprovechan a intentar venderte infinidad de cosas útiles (y no tanto) mientras vuelas. Sencillo, ¿no? Los que lo diseñaran, pensaron cada uno de los pasos del proceso y se han cargado de un plumazo el modelo del resto de aerolíneas desde su nacimiento. Pero son eficientes, baratos y rentables. ¿Alguien da mas?

Algunos de los proyectos de consultoría estratégica en los que estoy trabajando ahora tienen esa misma preocupación, y las recetas no son muy diferentes: Revisar el modelo de negocio, conocer y definir el posicionamiento de tu marca, evaluar el potencial humano y redefinir los procesos. Es tiempo de asumir nuevos retos, ponerse objetivos retadores, nuevas metas… Luego se hace necesario pintar un nuevo plan de acción, para acabar evaluando los medios con los que contamos, y dependiendo de lo que queramos hacer, engrasar las herramientas, sustituirlas, o simplemente adaptarlas a las nuevas necesidades… Eso lleva trabajo, una carga extra que a menudo uno no puede hacer solo, pero ya no es discutible que tenga que hacerse. Para eso estamos en dpersonas, para ayudar, para aportar diferentes experiencias, conocimiento y método. Para trasladar buenas prácticas, para acompañar a nuestros clientes en sus nuevos caminos, en la construcción de su nueva realidad.

Y cuando uno hace esto con pasión, trabajo y placer vuelven a ir en ocasiones de la mano. Y eso, como me dice algún cliente, se nota en el resultado final.

Bienvenidos todos al curso oficial, bienvenidos a este último cuatrimestre en el que no nos quedará otra que prepararnos para un trepidante 2012 cargado de nuevas oportunidades. Empieza el curso, empieza la batalla… Bienvenidos al placer de trabajar para ser mejores, para conseguir nuevas cosas, para crear un mundo mejor, para luchar por dejar a nuestros hijos mejores condiciones que las que tuvimos, para cambiar el mundo. Bienvenidos de nuevo a la realidad.

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Más para leer

Interacciones del lector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *