10.000

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Hay cifras que parecen mágicas. A mí ésta me lo parece. 


Esta mañana me he amanecido con la visita 10.000 a este modesto blog desde que conseguí instalar un contador fiable allá por el verano. Para mí es muy importante que diferentes personas hayan pasado 10.000 veces por aquí. Comparativamente a otros blogs es una cifra muy pequeña, pero a mí me parece todo un lujo.

Por eso quiero que hoy sea un día de agradecimientos. En primer lugar a todos y cada uno de quienes habéis pasado por el blog y dejado vuestras impresiones,  a todos con quienes he cambiado correos, anécdotas y vivencias, a todos los nuevos amigos que he hecho y los viejos con los que he retomado el contacto….

Hace tres años, cuando empecé a escribir en el blog, tuve una conversación con una persona sobre la sensación de libertad por escribir aquello que me venía a la cabeza, aquello que sentía, mi versión de lo ocurrido o mi interpretación de la actualidad en la empresa y el deporte. Él me dijo que en algún momento podría sentir que esa libertad no era tal, y empezar a escribir pensando en los lectores y quizá mediatizado por ello. Para bien o para mal, lo escrito perdura, y como tus opiniones pueden no agradar a todo el mundo, es posible experimentar un cierto vértigo a que queden por escrito.  Yo hasta el momento no lo he experimentado.
Unos meses atrás instalé una herramienta que me permite saber de dónde vienen las visitas. En este tiempo he comprobado cómo algunos posts tenían muchas más visitas que otros, de algunos recibía docenas de correos, y de otros no tanto. Para mí, lo importante es la cantidad de personas con las que he tenido la oportunidad de contactar y conocer a través de este medio. Personas de Perú, Colombia, USA, Reino Unido, Argentina, México, de mi país, España, con los que sigo manteniendo una estrecha colaboración de intercambios de ideas. Personas que llegaron al blog tras leer el libro, y personas que llegan al libro tras conocer el blog. Este flujo de conocimientos, afectos e ideas es mágico. Sin duda es lo mejor de esta experiencia. 

Cuando hablamos de abrir la mente, de reinventar el futuro, de crecer, de generar nuevas oportunidades, de cambiar las cosas, creo que la mejor manera es no hacerlo sólo. La mejor manera es compartiendo, sumando, estando para otros, ofreciendo, dando… Sólo así las cosas vuelven y sólo así la vida recobra el sentido.

Muchas gracias a todos.
Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Más para leer

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *