De la gente ingeniosa que se “gana” la vida

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter


Pertenezco a una generación y a una cultura que nos enseñó a “apretarnos el cinturón”, a sacrificarnos, a luchar por el futuro, a entregar parte de nuestra juventud por ese futuro mejor, a ser posible garantizado de por vida, que llegaría más tarde o más temprano. Muchos de nosotros pasamos en duermevela muchas noches imaginando como nos “ganaríamos” la vida. 

En eso, hace ya algún tiempo oí a los autores de La Buena Suerte, Alex Rovira y Fernando Trías de Bes, un par de frases que me cambiaron la forma de pensar: “No nos tenemos que “ganar” la vida. La vida la tenemos “ganada” sólo por nacer”. Lo que se trata es de generar las mejores circunstancias para que la vida sea lo que quieras que sea. Y eso no viene dado, eso sí que has de buscarlo, eso si que has de ganártelo. Desde entonces me acompaña este paradigma que he defendido en mi vida profesional y personal. Tan sólo perdura lo que se consigue con esfuerzo, lo que se busca con anhelo, lo que se trabaja y se suda. Porque aunque tu situación cambie, aunque te quiten lo que has ganado, hay una cosa que no van a poder sustraerte: Esa capacidad de hacer es tuya, única e intransferible, y allá donde vayas, volverás a demostrar lo que vales, lo que sabes hacer y lo que eres capaz de luchar. Recomiendo firmemente esta majestuosa obra de dos autores que hoy son leídos y admirados por todo el mundo. Yo les tengo auténtica devoción a ambos por lo que me han enseñado después en cada libro, en cada lectura, o en las fugaces conversaciones que he tenido la oportunidad de tener con ambos, en presentaciones de libros o conferencias, a las que he tenido la oportunidad de asistir.

Y toda esta introducción viene al caso por el extraordinario momento que estamos pasando en España, y las distintas maneras de abordarlo. Mientras algunos, muchos, se quejan con toda “su” razón por la situación que están pasando, por quienes la han originado, y por la falta de responsabilidad que han tenido ellos en toda esta situación, algunos otros, también muchos, están tirando para adelante con imaginación, esfuerzo y voluntad de olvidar del pasado, no sin antes haber aprendido de él. No digo que los segundos estén más acertados que los primeros, ni que a los primeros no les falten razones para estar “indignados”, por usar un término tristemente reconocible en los últimos tiempos. Pero es que en términos de energía utilizada, desgasta más el berrinche, la pataleta, que la imaginación y el trabajo para hacer cosas diferentes. No es fácil. No sé si es el mejor camino. Pero creo honestamente que es el único que nos queda. Dejar de mirar hacia atrás, imaginar un futuro diferente al que pergeñábamos hace tan sólo un par de años, y ponerse manos a la obra a trabajar en él.

Lo ilustro con tres ejemplos: 
  • El primero de ellos lo tomo de un correo que he recibido esta semana de unas personas que habían leído el blog, y consideraban apropiado que pudiésemos colaborar en el conocimiento mutuo. Son las personas de Ofertia que ofrecen a los usuarios la oportunidad de encontrar catálogos, horarios, precios y localización de tiendas de una manera inmediata. 

Imaginación al poder para encontrar vías alternativas para darse a conocer. Brindo por ello. Y aquí están, destacadas como se merecen por intentarlo, en este modesto blog.

    • El segundo es de unas amigas que tienen una tienda de ropa online, puesta con mucha gracia y trabajando muchas horas con ilusión para que sea un éxito. Son las chicas de Le Petit Company que, como dicen en su página web, han conseguido poner en el mercado un nuevo concepto de entender la moda de los más pequeños. Es la tienda on-line de ropa para bebés donde podrás encontrar las mejores marcas. 

    Chicas, felicidades por la «iniciativa» en un momento en el que mucha gente está a la “defensiva”, y felicidades por los logros ya cosechados este último año. 

      • El último me llega a través de una compañera antigua alumna del IESE. ¿Quién no ha pensado escribir sus memorias alguna vez?, ¿Contar sus vivencias para que le sirvan a otros?, ¿Y quien no ha abandonado en el primer folio por falta de conocimientos, tiempo, voluntad o las tres cosas a la vez? Pues en fielmemoria,  un grupo de consultores, escritores y editores, lo hacen; esto y más cosas:

      Escritura de biografías y memorias / Tratamiento de archivos y fotografías / Libros conmemorativos / Edición y publicación.  

      «Abarcamos, a voluntad de nuestro cliente, desde la elaboración del manuscrito hasta la edición y publicación del libro».

      No me digáis que no son imaginativas las tres.

      ¿Es que acaso no son tres maneras majestuosas de abordar la crisis construyendo? 
      ¿Es que no son tres ejemplos de intentar transformar esta sociedad sumando? 
      ¿No son otras maneras de “ganarse” la vida trabajando en lo que a uno le gusta? 

      Seguro que hay más. De hecho hay miles, así que va para todos ellos mi sincero reconocimiento, mi admiración profunda y mis respetos por lo que suponen como ejemplo a la generación que nos sucede, a la de nuestros hijos, que tendrán que ver en la queja estéril, un camino para no andar por él, y trabajar para construirse su Buena Suerte.


      Buena suerte!!!!
      Share on linkedin
      LinkedIn
      Share on facebook
      Facebook
      Share on twitter
      Twitter

      Más para leer

      Interacciones con los lectores

      Deja una respuesta

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *