Los beneficios del Coaching

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Una de las cosas en las que estoy empleando más tiempo en este último mes es en hacer una inmersión profunda en el mundo del Coaching. Me he decidido a seguir un completo curso para certificarme a través del organismo internacional que regula esta actividad, la ICF. Siempre he sentido curiosidad. Nunca lo he conocido con mucho detalle. Creo que, de hecho, es una actividad aún desconocida por mucha gente, y tristemente desvirtuada por muchos otros. Hoy mismo, sin ir más lejos, una persona con la que hablaba de esto me decia literalmente: Si, a mi me han hecho coaching con eso de las pelotitas, las cuerdas, y eso…. ¿Alguna sesión outdoor de formación quizá? Quién lo sabe. El caso es que para mi comunicante, eso del coaching era una parida fuese lo que fuese. Algo traído de fuera que pretende enseñarnos a los de aqui algo que seguro que sabemos, pero que no debe ser muy bueno cuando no lo hemos inventado ya nosotros. Sé que sólo es una impresión, sé que estoy mostrando sólo un juicio, pero me ha llamado la atención y he pensado que usar unas líneas para dar un poco más de luz a esto del coaching no iría mal.

A mí me parece una forma de trabajar con personas que tiene herramientas muy potentes. Desde el momento en que se basa en no dar soluciones o recetas, en no absolver, en no diagnosticar, eliminamos por este orden la posibilidad de que un coach sea un consultor, sea un cura de los de antes, o sea un psicólogo. Estas tres dignas profesiones son las que más se repiten cuando alguien, al que le cuentas que es esto del coaching, intenta entenderlo dándote la profesión que conocen, como la que ellos entienden que hace lo que un coach. Las tres son muy útiles, muy necesarias en muchos casos, pero aunque un consultor pueda ser un buen coach y un psicólogo también, por supuesto, no son la misma cosa.

Acompañar a un directivo, a cualquier persona, en su proceso de búsqueda de soluciones para conseguir lo que se propone, asistirle en el camino y velar porque sus planes de acción se cumplan, es algo que alguna vez seguro que hemos hecho con alguien sin saberlo. ¿A que es gratificante cuando el otro obtiene objetivos? Pués en eso, y en muchas más cosas, se basa la profesión del Coach. En este documento de Eva López Acevedo se pueden encontrar dos páginas enteras de mucha utilidad para saber más acerca de lo que es coaching.
He querido traer también un enlace al blog de Andrés Ubierna en el que se detallan los nueve beneficios de los que habla John Withmore en su libro Coaching for Performance. El resumen de estos nueve puntos que hace Andrés es éste:

1. Mejora del desempeño y la productividad
2. Desarrollo de la gente
3. Mejora del aprendizaje
4. Mejora de las relaciones
5. Mejora de la calidad de vida en el trabajo
6. Más creatividad
7. Mejor uso de habilidades y recursos
8. Respuestas más rápidas y efectivas a situaciones de emergencia
9. Mayor flexibilidad y adaptabilidad al cambio

¿No te gustaría que pasase esto en tu empresa? ¿Y en tu vida? Igual puedes contratar los servicios de un buen Coach…

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Más para leer

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *