Busque mejor, acierte más.

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Una de las vías más frecuentes para la búsqueda y contratación de las personas para las empresas suelen ser los contactos. Se dice que la gran mayoría de las contrataciones no vienen de anuncios, u ofertas más o menos, públicas, sino de recomendaciones. Y ahí empiezan buena parte de los problemas de las empresas. ¿Cómo evaluar objetivamente a un recomendado del Director General de turno? ¿Qué hacer si no consigue los resultados que se esperan? ¿Cómo tomar la decisión de sacarlo si definitivamente no está encajando? ¿Cómo comunicarlo? ¿Qué imagen damos al resto de la compañía?

Todas estas preguntas, que son resueltas cada día por los directivos de forma natural, tienen respuestas más complejas en el caso de vínculos de recomendación por parte de alguna alta instancia. ¿Cuánto de diferente tratamos a estas personas sobre el resto? ¿Cuánto de severos, exigentes o duros somos con respecto a otros? ¿Cuánto de condescendientes por no meternos en problemas? Y entonces llegan otras dudas. ¿Hasta cuándo aguanto antes de desatar la tormenta? ¿Cuánto desgaste en términos de resultados y de clima se produce en estas situaciones?

Tratamiento profesional a la búsqueda.

La mejor manera de reducir, sino acabar, con todo este tipo de cuestiones suele ser recurrir a los servicios especializados de empresas que se dedican a ello. En los últimos tiempos, con el auge masivo de redes sociales como Linkedin, muchas empresas tratan de encontrar allá los perfiles en base a su pasado profesional y a la más o menos vaga idea de lo que se está necesitando para el puesto. Pero una buena búsqueda va más allá de encargarle al junior de turno que busque unos determinados perfiles.

Primero lo primero.

Una buena búsqueda de una posición directiva empieza por una reflexión profunda de las funciones y responsabilidades del puesto, que no siempre están claras. Una buena conversación en profundidad con un profesional de la búsqueda nos va a dar luz. A continuación necesito saber el perfil de la persona que quiero que ocupe la posición, pero no en base a lo que ha hecho ya, sino de lo que puede hacer para nosotros. Hace años que oí que el Curriculum Vitae debería llamarse Curriculum Mortis, y no puedo estar más de acuerdo, porque sólo explica aquello que ya fuimos, lo que ya pasó, y nos da pocas pistas de lo que en el futuro pueda ser.

Una buena búsqueda de una posición directiva empieza por una reflexión profunda de las funciones y responsabilidades del puesto. Clic para tuitear

Acertar a la primera con las personas.

Una vez que tenemos claro cuáles son los conocimientos y las competencias que ha de tener la persona que vaya a ocupar el puesto, podemos ponernos a buscar de entre los potenciales candidatos, aquellos que más se ajusten a las necesidades actuales, pero también a las futuras. Hoy, más que nunca, se necesitan profesionales flexibles, moldeables, que puedan llegar a ocupar diferentes puestos, por distintas que sean las responsabilidades. En mis treinta años de carrera profesional he ocupado más de diez tener la persona que vaya a ocupar el puesto, podemos ponernos a buscar de entre los potenciales candidatos, aquellos que más se ajusten a las necesidades actuales, pero también a las futuras. Hoy, más que nunca, se necesitan profesionales flexibles, moldeables, que puedan llegar a ocupar diferentes puestos, por distintas que sean las responsabilidades. En mis treinta años de carrera profesional he ocupado más de diez posiciones de naturalezas, cometidos y responsabilidades distintas. En cualquiera de ellos podría volver a desempeñarme si la ocasión lo requiriera. Un directivo tiene que tener el suficiente grado de especialidad que le permita hablar de tú a tú con los técnicos de la materia, y al tiempo el nivel de conocimiento general que le deje ver el bosque completo y no sólo las ramas de un árbol, por grande o importante que sea.

Polivalencia.

Cuanto más polivalente sea un directivo, cuanta mayor capacidad de adaptarse a los nuevos retos, abrazarlos e incluso impulsarlos, mejores serán los resultados. Todos los casos de empresas que conocemos que desaparecieron en los últimos años lo hicieron por estructuras rígidas de pensamiento crítico de sus directivos. “Siempre lo hemos hecho así”, “Somos líderes”, “Dominamos el mercado”, “Estas cosas modernas no van a durar porque no obedecen a patrones lógicos”, …. No me digan que en las oficinas ahora abandonadas de algunas multinacionales que tenemos en la cabeza no están resonando aún estas frases lapidarias dichas por sus directivos…. Busque a alguien que pueda llegar a ser, y lo será. Busque a alguien como lo que es, y seguirá siéndolo.

Acabo como lo hacemos cada semana. Si necesita ayuda levante la mano. No piense en el costo, sino en los ahorros futuros que le proporcionará acertar a la primera. Contar con los directivos idóneos para el puesto le ahorrará tiempo, dinero y disgustos. En info@dpersonas.com estamos para ayudarle. Escríbanos, cuéntenos su caso y le diremos cómo podemos ayudarle. Desde ese momento empleará sus energías sólo en sacar su negocio adelante, que no es poco.

Buena semana!!!

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Más para leer

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *